Publicado
13 junio, 2017
Etiquetas
Comentarios
0

Compártelo

¿Cuidamos de ti, de tu casa, de tu familia o de tus cosas?

Tienda alares

¿Cuidamos de ti, de tu casa, de tu familia o de tus cosas?

Así es. Carta a los reyes magos anticipada. El ritmo frenético de vida, las obligaciones, el estrés…nos dejan muchas veces sin tiempo. Si alguien lo vendiera, todo el mundo lo compraría. Pero como es un imposible, en Alares te lo ponemos en bandeja, para ti y para los tuyos.

¿Quieres salir a cenar con tu pareja y no tienes con quien dejar a tus hijos?

¿Te vas unos días de vacaciones y necesitas que una persona de confianza vaya a cuidar de tus padres mientras tanto?

¿Necesitas que te ayudemos con los preparativos de tu boda?

¿Te acabas de mudar y necesitas un manitas que te ayude a montar los muebles de tu nueva casa?

¿Quieres una comparativa de precios sobre suministros de luz y gas?

¿No tienes tiempo de ir al gimnasio pero quieres estar en forma y que un entrenador personal vaya a tu propia casa?

¿Te planchamos todas las camisas de la semana?

¿Quieres que un profesor acuda a tu casa para dar clases particulares de refuerzo a tus hijos?

¿Tu pareja está embaraza, pasa mucho tiempo sola, y te gustaría que tuviera un servicio de teleasistencia?

¿No tienes tiempo para hacer las gestiones administrativas que surgen a menudo?

¿Te organizamos las vacaciones?

¿Tienes una dolencia y necesitas que un fisioterapeuta te atienda?

¿Dudas sobre los efectos de un medicamento? ¿Quieres saber si lo que comes a diario es lo que tu cuerpo necesita? ¿Necesitas hacer alguna consulta legal?

¿Un familiar tuyo tiene una enfermedad y quieres una segunda opinión médica internacional sobre el tratamiento que está siguiendo?

¿Te facilitamos la vida?

 ¿Qué necesitas?

Tienda Alares 

Publicado
1 febrero, 2017
Etiquetas
Comentarios
0

Compártelo

Informe la corresponsabilidad en el hogar

 

img_infancia (1)

Informe la corresponsabilidad en el hogar: En el 59% de los hogares la mujer soporta el mayor peso en el reparto de tareas, el 33 % los hombres y solo un 8 % lo hace de manera compartida

Fundación Alares analiza en un informe como se reparten las tareas en el hogar en base a una actividad “Corresponsabilidad en familia” que realizaron 1228 niños y niñas en la pasada Feria de la Infancia, organizada por la Comunidad de Madrid.

En lo que respecta al reparto de tareas del hogar, el hombre cocina en un 55%, la mujer en un 40 % y los dos, un 5 %. A la hora de recoger a los niños en el colegio, la mujer lo hace en el 54% de los casos, el hombre en 37 %, y los dos un 9 %.

Fundación Alares ha elaborado un informe con la muestra de los 1228 niños y niñas que realizaron la actividad Corresponsabilidad en Familia, organizada por la Fundación, con motivo de su presencia en la Feria de la Infancia.

El taller, que tenía como finalidad concienciar a los padres e hijos sobre la importancia de vivir en igualdad y conocer cuantitativamente como ven el reparto de tareas en el hogar los más pequeños, sirve como base para que el equipo de Fundación Alares desarrolle actividades que favorezcan la transformación social y cultural. De los 1228 participantes, con edades comprendidas entre los 2 y 11 años, un 38,8 % eran niños y un 61,1 % niñas.

A través de dibujos, los más pequeños podían compartir su vivencia en materia de Corresponsabilidad, potenciando su actitud positiva frente a esta herramienta, donde contestaban a una serie de preguntas, tales como ¿Quién tiende la ropa? ¿Quién arregla las cosas en casa? ¿Quién hace la compra? ¿Quién cocina en casa?, entre otras. Gracias a las mismas, encontramos que en un 59 % de los hogares es la mujer la que soporta el mayor peso, encontrándose los hombres 26 puntos por debajo, con un 33 %. En un 8 % las tareas se realizan de forma compartida.

Si analizamos la dimensión de todas las tareas consultadas vemos la necesidad de abordar programas específicos para potenciar la corresponsabilidad en los hogares madrileños, en los que Fundación Alares ya se encuentra trabajando.

Con esta actividad, Fundación Alares contribuye a la educación y estudio de valores de los más pequeños. El taller se desarrolló con técnicos experimentados que se encargaron de dinamizar las actividades.

Aunque 1228 niños y niñas realizaron esta actividad, fueron un total de 2400 los que se acercaron a divertirse y jugar con otras de las actividades que la Fundación tenia preparadas en su stand.
Leer el informe completo

 

Publicado
11 diciembre, 2016
Etiquetas
Comentarios
0

Compártelo

La residencia de mayores en casa

Teresa en su Casa

La residencia de mayores en casa. Hay muñecas por muchos rincones del salón, revistas que se amontonan en torres que aguantan sorprendentemente el equilibrio, cajas multicolores por aquí y por allá, unas cortinas de ganchillo confeccionadas a mano encima de una mesa, esperando a ser colgadas, y un sinfín de objetos que no dejan un hueco libre ni siquiera para las pelusas. En medio de este entorno, Teresa se mueve de un lado para otro sin tropezar. A sus 82 flacos años se maneja ágil entre sus cosas, porque son justo entre las que quiere estar. Para que sea así, para que esta mujer risueña y coqueta siga disfrutando de su hogar después de haber superado en 2014 un cáncer de lengua -tras 15 horas de quirófano, nueve días en la UCI y un mes ingresada en el hospital-, de tener un Parkinson que a veces la limita, y de haberse quedado viuda en las navidades de 2015-, su hijo Ricardo le ha montado “la residencia en casa”. Le ha contratado los mismos servicios que pueden ofrecerle en esos centros, pero los tiene personalizados y en el propio domicilio. “Y nos ha cambiado la vida”, dice sin dudar. “Elegí esta opción porque mis padres estaban muy mayores, especialmente mi padre, que falleció hace un año. En esa época mi madre tuvo una caída y ya era imposible hacerme cargo yo solo. Intentaba llevarles a los dos, pero soy hijo único y hubo un momento en que vi que no podía”, cuenta Ricardo, 44 años, sentado en el sofá junto a su madre, que le mira y asiente.

En su caso recurrió a Alares, que es la que ha gestionado todo el servicio que, en esta casa en concreto, ha consistido en adaptar el cuarto de baño para quitar la bañera, donde Teresa se cayó por última vez porque como ella dice “estaba muy alto”, y sustituirla por un plato de ducha. Además buscaron a dos personas, Maritza y Consuelo, que se turnan las 24 horas los siete días de la semana para que la mujer esté siempre acompañada. Tiene teleasistencia y telefarmacia en cualquier momento y “hacemos todos los trámites que requieran, hasta sacarles billetes de avión o cambiar la titularidad de algún recibo y demás burocracias, porque lo importante es que cuando Ricardo venga a ver a su madre, esté con ella y no se tenga que preocupar de nada más”, recalca a EL MUNDO Laura Pérez, coordinadora general de este servicio de cuidados en casa.

 

Seguir leyendo la entrevista en completo

Pdf de la entrevista en papel 

Publicado
16 noviembre, 2016
Etiquetas
Comentarios
0

Compártelo

Adaptaciones y accesibilidad en el hogar

Accesibilidad del hogar_

Adaptaciones y accesibilidad en el hogar. En el momento que compramos una vivienda, somos jóvenes y no pensamos en el futuro, nos parece que tiene todo lo que necesitamos, es accesible y cómoda para nuestra edad. Con el paso de los años el diseño del hogar no es el adecuado para nosotros sobre todo cuando empezamos a tener algún grado de dependencia, ya que presenta obstáculos que dificultan la movilidad tanto para ellos como para las labores de cuidado de los profesionales en el hogar.

La falta de ascensor o rampas de acceso al portal, escalones, puertas estrechas, interruptores de la luz de difícil acceso, mobiliario al que no se alcanza, etc. son los problemas más comunes que presentan los domicilios a la hora de ajustarse a los criterios necesarios de accesibilidad y de presentar un entorno funcional, seguro y que promueva la autonomía de la persona con dependencia y propicie un entorno de cuidados adecuado.

Cuando decidimos realizar un proyecto de reforma hemos de tener en cuenta las características de la vivienda así como el grado de pérdida de autonomía y del tipo de incapacidad de quien la habita. Antes de embarcarse en grandes obras, conviene pensar lo que uno mismo puede hacer (siempre hay algún habilidoso en la familia) o mejor aún algún profesional de los conocidos como “manitas” que nos libra de tener que recurrir a un profesional de la construcción de grandes obras sin necesidad. Para ello, existen varias vías: la compra a un proveedor privado, la concesión por parte de nuestra Comunidad Autónoma, Ayuntamiento……, etc.

Claves a tener en cuenta para adaptar la vivienda
Prioridad a las soluciones sencillas. Si una persona no puede subir la escalera para acceder a su dormitorio, puede ser mejor trasladar su habitación a la parte baja que instalar un costoso sistema de remonte o un ascensor. Los sentimientos también cuentan. Algunos cambios, por razonables que parezcan, pueden no ser buenos para la persona dependiente y no hay que imponérselos. El mobiliario de una casa puede parecernos disparatado o anticuado, pero hay muebles o elementos de la decoración con una gran carga sentimental y estrechamente unidos a los recuerdos y a la vida de la persona. Realice las reformas poco a poco, conforme se vaya presentando la ocasión. Si tiene que pintar el dormitorio aproveche para instalar los enchufes y el cambio de interruptores. Si reforma el baño, ponga suelo antideslizante, cambie la bañera por una ducha, etc. No siempre hay que acudir a un profesional de grandes obras. Hay pequeñas obras que nosotros mismos, o como indicábamos lo que se conoce como manitas puede realizar. Instalar una barandilla, colocar asideros en el baño o fijar las alfombras al suelo con adhesivos para que no se deslicen son operaciones sencillas. Dar explicaciones. La persona mayor dependiente debe recibir explicación y justificación de todo y consentir libremente. No lo olvidemos: se trata de su casa.
Adquiera accesorios útiles. Hay tiendas especializadas en las que puede encontrar infinidad de accesorios útiles. También es posible alquilar material especial, como camas articuladas o andadores.

Ayudas con las que podemos contar

Desde la ley de dependencia, no se habla de ninguna ayuda para acondicionamientos geriátricos, tan solo se hace u a pequeña referencia dentro del apartado de “Servicios de Promoción de la Autonomía Personal” al asesoramiento sobre adaptación funcional de la vivienda. Para este tipo de adaptaciones las partidas presupuestarias habitualmente son Municipales, existiendo en algunas comunidades autónomas, como la de Madrid, en las que además hay partidas para material geriátrico, sillas de ruedas muletas…que es gestionado por las trabajadoras sociales de los centros de salud. Normalmente esta son ayudas económicas que están relacionadas con la renta mensual per cápita del usuario, aportando la administración una cantidad sobre la modificación y siendo el resto abonado por el beneficiario. Los requisitos generalmente son ser mayor de 65 años, estar empadronado en la ciudad donde se solicite la ayuda, acreditar la situación de necesidad y aportar la documentación que cada administración nos haya solicitado. Tanto en este caso, como en la mayoría de las ayudas, lo mejor es acudir a los servicios sociales de zona y que sea la trabajadora social la que nos oriente e indique el trámite a seguir.

En relación a las adaptaciones que necesitemos hacer en el edificio en el que vivimos, y tras la última reforma de la ley de propiedad horizontal establece que “las adaptaciones del edificio a las normas de accesibilidad universal, entre cuyas actuaciones se encuentran la colocación de rampas en el portal, la instalación de ascensores u otros dispositivos mecánicos y electrónicos que favorezcan la orientación o su comunicación con el exterior tendrán carácter obligatorio y no requerirán de acuerdo previo de la Junta de propietarios, siempre que sean impuestas por las administraciones públicas o sean solicitadas a estancias de uno de los propietarios siempre que sean necesarias para conseguir esa accesibilidad universal”.
En este caso los propietarios que están legitimados para esta petición son aquellos que estén declarados como personas con discapacidad y los mayores de 70 años.
El pago de estas obras corresponde a la comunidad, “siempre que el importe repercutido anualmente de las mismas, una vez descontadas las subvenciones o ayudas públicas, no exceda de doce mensualidades ordinarias de gastos comunes”. Si existiese ese exceso sería el propietario que ha solicitado la modificación el encargado de pagar la diferencia.

Todos los usuarios del servicio de Alares Te Cuidamos en Casa, a través de Alares les podemos ayudar a realizar estas adaptaciones del hogar sin preocuparse por nada:
Desde Alares les podemos gestionar la contratación de un “manitas” para la realización de esas modificaciones sencillas que no necesitan de grandes obras.
Si se requiere una adaptación más profunda, desde Alares buscaremos el profesional de la construcción más adecuado para la misma en función de la especialidad que se necesita y realizando una comparativa de presupuestos. Si quieren hacer uso de los recursos de la administración desde Alares les ayudamos a realizar todas las gestiones administrativas que sean necesarias para llevar a cabo la petición.Si lo que necesitan es el apoyo de una ayuda técnica o de un material más especial, desde Alares realizamos la búsqueda de los establecimientos especializados más adecuados y, si lo requieren, les realizamos el pedido para hacérselo llegar a su casa sin tener que preocuparse por nada.Para nosotros que el mayor permanezca en su hogar es nuestro objetivo y es por ello que desde Alares Te Cuidamos hacemos y apoyamos a usted y a su familiar en todo lo que sea necesario para ello.
Descarga Folleto 'Te Cuidamos en Casa'La Alternativa a la Residencia

Publicado
19 agosto, 2016
Etiquetas
Comentarios
4

Compártelo

Valoración real de Alares Te Cuidamos en Casa

CONTEXTO DEL SERVICIO

Nombre: Paula

Edad: 88 años

Fecha de inicio en el servicio: 08/03/2016

Tipo de Servicio: Alares Te Cuidamos en Casa, 7 días a la semana, 24 horas, 2 auxiliares.

Foto Paula Alares Te Cuidamos

 

Antecedentes

Paula es una usuaria que está acostumbrada a estar en su casa y tener personal interno que la ayude en las tareas y organización del hogar. Aunque se comunica sin ningún problema, y es coherente en su discurso, ya no puede preparar la comida. No puede hacerse cargo de controlar su propia medicación y empieza a tener problemas con la memoria a corto plazo, de hecho tiene diagnosticado un principio de Alzheimer y empieza a tener problemas con la memoria a corto plazo y dificultades con las ABVD (actividades básicas de la vida diaria).

En la actualidad a Paula se le han pronunciado sus problemas de memoria, cambios de humor y obsesiones, cuestiones propias de la enfermedad que tiene.

Acuden a Alares porque la última persona que tenían en la casa se marchó y necesitaban alguien que la remplazara con urgencia. Paula y su familia quería un servicio humano, de calidad, estable y que diera la tranquilidad que necesitaba con el respaldo de una empresa referente en el mundo de servicios de asistencia a las personas.

Prestación del servicio

La valoración de los hijos de Paula es muy positivo. “El trato humano que recibe mi madre no está pagado”.

Un hijo de paula nos comentaba que por su profesión ha tenido que trabajar y dirigir con grupos humanos y se lo difícil que es formar equipos, ya que cada persona es un mundo y a veces es difícil crearlos.

Lo que más valoro es la predisposición y “proactividad” con la que desarrolláis vuestro trabajo, y la voluntad en superar los problemas o imprevistos que puedan surgir.

Soy consciente de la dificultad que ataña encontrar una persona que se adapte a las necesidades de mi madre. Es difícil que acepte una persona que, a priori, es extraña para ella, por ello la profesionalidad y el saber tratar a las personas es fundamental, además de que cuente con la formación necesaria para tratar cada caso. El apoyo que le dais desde Alares, asesorándola y estando en permanente contacto con ella, hace que el cuidador no se sienta solo, sino apoyado y acompañado en la labor que desempeña, nos expone.

Para él, si tuviera que valorar lo mejor de Alares, se quedaría con el interés por seleccionar a la persona o personas que mejor pueden acoplarse la persona a cuidar, el seguimiento que se hace de la cuidadora una vez se selecciona y el apoyo y asesoramiento a la familia en los temas que, por desconocimiento ante una situación nueva para nosotros, se nos plantean, siendo muy útil los consejos que vuestra experiencia nos pueden aportar.

 La Alternativa a la Residencia

 

Descarga Folleto 'Te Cuidamos en Casa'

Publicado
28 marzo, 2016
Etiquetas
Comentarios
5

Compártelo

Encuesta Satisfacción Cliente: Ejemplo caso real

Personas Mayores Dependientes

Personas Mayores Dependientes

Queremos compartir con vosotros el cuestionario de valoración de un Usuario de Alares Te Cuidamos en Casa  que se ha beneficiado de los servicios necesarios para que una persona pueda tener la opción de permanecer en su domicilio habitual sin tener que ser internado en un centro de mayores para que las Personas Mayores y Dependientes puedan seguir viviendo en sus casas.

1. ¿Cómo ha encontrado o conocido nuestro servicio Alares Te Cuidamos?

Búsqueda en buscadores (Google, Yahoo, Bing…).
Redes sociales (Facebook, Twitter, Pinterest…).
Asociaciones
Artículo en blog.
Comparadores de compras.
Anuncio en medios (TV, radio, prensa).
Recomendación. ✓
No lo recuerdo.
Otros.

2. ¿Por qué se decidió a contratar  el  servicio Alares te Cuidamos? 

Precio del producto.
Por ser alternativa a la residencia. ✓
Buscaba ayuda a domicilio. ✓
El producto buscado no lo encontraba en otro lugar.
Recomendación de un amigo.
Por ver comentarios positivos en redes sociales y página web.
Me gusto la Información sobre el producto. ✓
Otros

3. ¿Está satisfecho con el servicio Alares Te Cuidamos en Casa?

Calidad. 9
Tiempo de inicio del servicio. 9
Funcionamiento. 9
Coincidencia con la descripción de la ficha de producto. 9
Otros

4. ¿Descríbenos  cómo es o ha sido su experiencia con el servicio Alares Te Cuidamos? ( valore del 0 al 9)

¿El proceso de pago ha sido fácil y transparente? 9
Si ha tenido dudas ¿se las hemos solucionado correctamente? 9
¿Se ha empezado el servicio en sus tiempos acordados? 9

5. ¿Se ha sentido bien atendido por el personal de Alares?

Deficiente
Regular
Normal
Bueno
Excelente ✓

6. ¿El seguimiento realizado sobre el servicio ha sido adecuado?

Deficiente
Regular
Normal
Bueno
Excelente ✓

7. ¿A quién recomendaría nuestro servicio?

A un amigo. ✓
A un familiar. ✓
A un conocido. ✓
No la recomendaría.

8. ¿Volvería a comprar algunos de nuestros servicios? – Con dos respuestas posibles: si/no.

Si. ✓
No.

9 ¿Cómo prefiere ponerse en contacto con nosotros?

Teléfono de atención al cliente. ✓
E-mail. ✓
Twitter.
Facebook.
Chat.
Otros.

¿Quieres conocer como funciona y que servicios proporciona Alares Te Cuidamos en Casa?

La Alternativa a la Residencia

Uso de cookies

Alares.es utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecer contenidos adaptados a sus intereses. Si sigue navegando sin cambiar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Ver nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies